La Opinión de los Especialistas

“Es difícil afirmar, en base a los conocimientos actuales sobre el tema, la medida exacta del peso de factores sociales o ambientales sobre la ocurrencia de infección grave por VSR en los niños pequeños”.

POR GABRIELA BAUER, MEDICA PEDIATRA DE SEGUIMIENTO DE RN DE ALTO RIESGO DEL HOSPITAL DE PEDIATRÍA “PROF. DR. JUAN P.GARRAHAN”. COORDINADORA DEL GRUPO DE SEGUIMIENTO DE ALTO RIESGO DE LA SOCIEDAD IBEROAMERICANA DE NEONATOLOGÍA (SIBEN).

Desde hace años se sabe que en los países más pobres es donde ocurre el mayor número de muertes por bronquiolitis y en el estudio del grupo Bostid -que reunió países con estas características- se encontró que la prevalencia de internación por neumonía  ascendía en algunos países hasta el 7% mientras que en los industrializados no superaba el 1%. Ahora bien, esta evidencia sobre la asociación con condición de pobreza en las familias de los niños fue estudiada en la población pediátrica general.

Menos se sabe sobre la influencia de factores sociales y/o ambientales en la morbilidad que ocasionan las infecciones respiratorias en los prematuros, en los que sí es conocido que, por su condición biológica, tienen un riesgo muy superior de enfermarse gravemente o morir por IRA a VSR que los bebés que nacieron de término.

En un estudio que realizamos en el hospital Garrahan, analizando los períodos de mayor prevalencia del VSR y abarcando siete años, encontramos asociación entre internación por IRA debida a VSR y el nivel de escolaridad alcanzado por las madres (inferior a siete años de escuela) como así también con presencia y número de convivientes menores de 10 años en el hogar de un prematuro (este trabajo fue publicado en Arch Arg Pediatr, 2006. Bauer et al). Los hallazgos motivaron a nuestro grupo a trabajar y reforzar pautas de educación a las familias destinada a la prevención y cuidado de las IRA. En el año 2004 se llevó a cabo un estudio multicéntrico (participaron nuestro hospital y la Maternidad Sardá) Si bien luego de 2  años de implementación de un programa de prevención con talleres explicativos y materiales sobre el tema, la internación no se logró disminuir en forma significativa, sucedió que no se encontró asociación con los riesgos del estudio previo, los autores especulamos al mejorar la calidad de atención en lo referente a educación para la salud dichos factores podrían controlarse.( J Infect Dis, 2006 M I Klein et al).

Es reconocida la importancia del seguimiento de bebés que nacieron prematuros, los mismos deben ser vigilados en muchos aspecto (crecimiento, desarrollo, morbilidad respiratoria) con mayor rigurosidad o controles especiales que la población de niños no prematuros. Esta población tiene por sus condiciones biológicas, como ya se expresó arriba, más riesgo de desarrollar formas graves a partir de una IRA. Y si además tienen diagnóstico de Displasia Broncopulmonar (en adelante DBP) el riesgo es mayor porque se trata de un grupo con menor reserva pulmonar, lo que determina poca capacidad de defensa frente a agresiones infecciosas.

¿Qué es la DBP?

Es una enfermedad pulmonar crónica que ocurre en prematuros que estuvieron muy enfermos. Cuanto más pequeños e inmaduros (de menor edad de gestación) fueron al nacer, más riesgo tienen de padecer DBP. Displasia quiere decir tejido alterado y broncopulmonar que compromete tanto en los bronquios como en los pulmones. Es multicausal y se presenta con distinto grado de severidad, aproximadamente en un cuarto de los casos los niños requerirán oxigenoterapia por largos períodos, algunos se encuentran en condiciones de alta de la internación en el hospital y este tratamiento lo recibirán en su hogar. La mayoría de los pacientes con DBP va evolucionando en forma favorable en sus primeros dos o tres años, gracias al crecimiento de nuevo tejido pulmonar que compensa las cicatrices, o zonal con mas lesión de la displasia.

Con respecto a lo que ocurre con los bebés prematuros que han sufrido infecciones respiratorias es variable: la mayoría de estas transcurren con curso favorable, pero en un porcentaje que en nuestro medio podría superar el 20%, la IRA por VSR puede enfermar gravemente los pulmones y en este caso los bebés requerirán internación, algunos de ellos deberán recibir terapia intensiva con asistencia respiratoria. Afortunadamente, con los conocimientos médicos actuales la mayoría de ellos, aún habiendo estado muy graves, superará el cuadro, aunque en algunos casos puede suceder que la cura no sea absoluta y se presenten secuelas o problemas respiratorios crónicos (crisis de sibilancias, por ejemplo) para lo que serán necesarios controles y tratamientos.

Descargas

Toda la gráfica de la Campaña de Prevención de las IRA disponible para descarga.

Las infecciones respiratorias en los medios

Artículos sobre infecciones respiratorias en medios nacionales e internacionales.

Links de interés

Enlaces a sitios de interés sobre infecciones respiratorias agudas y virus sincicial respiratorio.